17/01/2019
Bollitos dulces rellenos de Nutella: receta para una merienda muy tierna

Bollitos dulces rellenos de Nutella: receta para una merienda muy tierna

Un producto de bollería puede ser corriente o excelente. Si vosotros lo que deseáis es lo bueno, aquí os presento unos bollitos dulces rellenos de Nutella con los que olvidaréis esos pastelitos adictivos que encontráis habitualmente en el lineal del supermercado y que os harán volver a la bollería casera, esa que se hace con tiempo y mimo.

No digo que sea una receta para hacer todos los días, pero una tarde libre y que queramos entretenernos, nada mejor que ponerse el mandil para "darle a la masa" y conseguir que de nuestro horno salgan estos maravillosos bollitos con los que haréis feliz a toda la familia.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Harina de fuerza 260 g
  • Sal 5 g
  • Azúcar 040 g
  • Mantequilla 40 g
  • Huevo 25 g
  • Agua 100 g
  • Levadura prensada 20 g
  • Huevo , un poco para pintar de lo que nos sobre de la receta

Cómo hacer bollitos dulces rellenos de Nutella

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Reposo 3 h

En un bol preparamos hacemos una mezcla con la harina, la levadura desmenuzada, el agua, el azúcar, el huevo y la sal. Amasamos con un robot o a mano hasta que la masa se vuelva elástica.

Comenzamos a amasar hasta que veamos que la masa se despega de las paredes, como unos 10 minutos a velocidad media si disponemos de una Kitchen Aid. Si hacemos la masa a mano, una vez integrados los ingredientes comenzamos a amasar en la encimera ligeramente aceitada con un poco de aceite de girasol para no añadir más harina a la masa.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, bastante blanda, pero no derretida y seguimos amasando hasta que esté incorporada y la masa haga "velo", es decir que al coger un trocito de masa y estirarla con los dedos, esta consiga estirar sin romperse. Dejamos entonces la masa en un bol tapado con un paño durante una hora y media en lugar templado.

Una vez pasado el tiempo, en la encimera aceitada boleamos ligeramente la masa, dejamos reposar de nuevo 20 minutos. Una vez pasado el reposo dividimos la masa en bolas de unos 40 gramos, las boleamos para que queden tensas y las dejamos levar colocadas en la banadeja donde las vayamos a hornear. A media fermentación, aproximadamente a los 45 minutos, les "inyectamos" con una manga pastelera una pequeña cantidad de Nutella, la pintamos con un poco de huevo rebajado con agua al 50 % y dejamos fermentar 45 minutos más.

Precalentamos el horno a 170 grados, le colocamos por encima un poco de granillo de almendra crudo. Horneamos durante 20 minutos.

Pixlr 20190116220508755

Con qué acompañar los bollitos dulces rellenos de Nutella

Estos bollitos dulces rellenos de Nutella les encantarán a los más pequeños de la casa que disfrutarán con su miga tierna y su corazón suave de crema de cacao. Perfectos para ser acompañados por un buen vaso de leche a la hora de la merienda.

También te recomendamos

Receta de bizcocho de anís y limón (con sabor a antaño)

El futuro está llegando: vamos a vivir una transformación a lo bestia

Bizcochitos o muffins integrales de almendra y nata. Receta para el desayuno

-
La noticia Bollitos dulces rellenos de Nutella: receta para una merienda muy tierna fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Esther Clemente .


17/01/2019
Avena al horno con zanahoria y frutos secos: receta para un desayuno o merienda con sabor a carrot cake

Avena al horno con zanahoria y frutos secos: receta para un desayuno o merienda con sabor a carrot cake

La avena hace muchos años que es un ingrediente básico de mi despensa, mi padre me aficionó a ella de pequeña y ahora la tomo casi a diario de mil formas. Últimamente estaba cansada del porridge y una página suiza me dio una idea para preparar esta avena al horno con zanahoria y frutos secos, que encantará a los amantes de la carrot cake.

Lleva un poco de azúcar moreno pero he repetido la receta sin agregarle nada y también queda muy rico, siempre teniendo en cuenta que no es un postre. La idea es combinar una base fina tierna con la cubierta más crujiente, para comer con tenedor acompañado de frutas y yogur o simplemente devorar con las manos sobre la marcha.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Copos de avena 100 g
  • Zanahoria 150 g
  • Orejones o pasas o dátiles 40 g
  • Bicarbonato sódico (una cucharadita) 7 g
  • Canela molida 4 g
  • Jengibre molido 2 g
  • Vaina de vainilla (las semillas internas) 0.5
  • Azúcar moreno 20 g
  • Ralladura de limón 0.5
  • Huevo 1
  • Leche 150 ml
  • Almendras crudas laminadas o picadas 50 g
  • Pipas de calabaza 30 g
  • Pipas de girasol 30 g
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Sal una pizca

Cómo hacer avena al horno con zanahoria y frutos secos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja o fuente engrasándola o cubriéndola con papel sulfurizado. Mejor que sea grande para extender la masa sin problemas, aunque podemos usar un molde más pequeño si preferimos que tenga una textura más abizcochada.

Lavar y rallar finas las zanahorias, pelándolas ligeramente. Picar los orejones o pasas -o dátiles, o ciruelas pasas- groseramente a cuchillo. Combinar junto con los copos de avena, el bicarbonato, las especias, la ralladura de limón y el azúcar moreno en un recipiente.

Añadir el huevo y la leche y mezclar bien con unas varillas. Trabajar la masa hasta que quede homogénea y extender en la bandeja. Dependiendo del tipo de avena podríamos obtener una textura diferente; corregir añadiendo más copos o algo más de leche hasta que quede húmedo pero no muy pegajoso, que se pueda extender con la espátula ligeramente humedecida.

Combinar el resto de ingredientes y repartir por encima. Hornear durante unos 25-30 minutos o hasta que esté bien dorado por encima. Esperar unos cinco minutos antes de trasladar a una rejilla o cortar ya en caliente si se prefiere tomar tibio.

Avena Horno Pasos

Con qué acompañar la avena al horno

Como decía al principio, esta avena al horno con zanahoria y frutos secos es un excelente desayuno o merienda, deliciosa para acompañar con fruta fresca al gusto y algo de yogur natural. Simplemente con café, té o una infusión es una forma deliciosa y nutritiva de arrancar la mañana.

Aguanta bien en un recipiente hermético unos días, en un lugar fresco y seco, aunque la parte superior perderá ese punto más crujiente. También se puede picar todo y servir en un cuenco con leche como si fueran cereales.

También te recomendamos

Pan de especias: la receta para una navidad tradicional a la francesa

El futuro está llegando: vamos a vivir una transformación a lo bestia

Bollitos dulces rellenos de Nutella: receta para una merienda muy tierna

-
La noticia Avena al horno con zanahoria y frutos secos: receta para un desayuno o merienda con sabor a carrot cake fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Liliana Fuchs .